Una Navidad feliz para niños con autismo

Estamos a puertas de vivir días muy especiales, pese a la crisis sanitaria generada por la pandemia de la Covid 19. 

Todos hemos experimentado cambios en las rutinas, nuevas experiencias y una difícil situación económica.

Los niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA) y sus familiares no son ajenos a esta situación. 

La Navidad puede ser una época del año bastante estresante para ellos, lo que significa unos días llenos de situaciones incómodas, a los que se suma el confinamiento social  y los protocolos de bioseguridad que, muchas veces, los niños TEA no logran comprender en su totalidad.

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta es el conocimiento que tiene la familia sobre las características de los niños con rasgos del espectro autista. El apoyo de ellas y la comprensión de la situación es fundamental para poder abordar las posibles situaciones que se den de manera coordinada, así como facilitar las adaptaciones necesarias para que todos disfrutemos de estas fechas tan emotivas.

Para ellos es fundamental que la Navidad, con todas las circunstancias y situaciones que conlleva, se empiece a abordar con antelación, mediante la colaboración de familiares y profesionales, tanto de los centros educativos y centros de atención en  rehabilitación, para poder lograr juntos el objetivo de pasar unas Navidades felices y en familia. 

“Hablar con nuestros hijos con TEA sobre lo que se vivirá en estas fiestas y explicarles sobre el ruido que producen los pirotécnicos, así como alejarlos de estos, nos ayudarán a vivir mejor esta época del año”, enfatizó Malú Preciado, representante de la Asociación Misión Isaac. 

Síguelos en sus redes sociales y página web:

www.misionisaac.org 

Facebook: /misionisaac

Instagram: @misionisaac

Twitter: Misión Isaac